Comisión TIC

Perlas tecnológicas. Nº 2

11 enero 2019

Alternativas para enviar y compartir archivos


IMPORTANTE: A la hora de enviar archivos y compartirlos con compañer@s y clientes hemos de tener muy en cuenta que no todas las opciones respetan la Ley de protección de datos

Con la informatización de la Justicia, cada vez son más los archivos digitales con los que hemos de trabajar. Un informe pericial, la grabación de una vista, la prueba documental de un procedimiento, etc.

Para compartir dicha información con procurador@s, peritos, abogad@s o clientes contamos con diversas opciones de envío: Grabar un DVD y mandarlo por correo, con el inconveniente del tiempo y la falta de seguridad en cuanto a protección de datos; mandarlo  adjunto por correo electrónico, con la limitación de 25 Mb por correo y el problema de que algunos servidores no permiten enviar archivos comprimidos (*.zip o *.rar); o mandarlo mediante un enlace a nuestro almacenamiento en nube (Dropbox, Mega, Onedrive, ICloud, Google Drive, Amazon S3, etc.), pero todo lo que almacenemos ahí para compartir, nos restará espacio de almacenamiento y además, lo habitual en estos casos es que se dé permiso de acceso a la carpeta donde están los archivos al destinatario y no siempre es lo más aconsejable.

Finalmente existe otra opción llamada WeTransfer que nos permite compartir documentos de una manera bastante fácil. En su versión gratuita podemos enviar ficheros de hasta 2GB sin necesidad de registro; mientras que en la versión plus (12€/mes o120€/año) tenemos la posibilidad de enviar archivos de hasta 20GB, contar con 100Gb de almacenamiento en nube,  así como posibilidad de proteger archivos por contraseña o personalizar los correoso el aspecto de la página desde la que los receptores pueden descargar los archivos.

La forma de usar la versión gratuita es muy sencilla. Accedemos a la web, seleccionamos un archivo, ponemos nuestro correo electrónico, el correo del destinatario, contamos con la posibilidad de añadir un mensaje personal y ya. Llegará al destinatario un correo electrónico con un enlace de descarga y, en caso de que hayamos optado por el mensaje personal, también éste.

No importa, en ninguna de las versiones, el número de archivos que enviemos a la vez, la única limitación es la de los 2 o 20Gb. Se puede enviar el mismo enlace de descarga hasta a 20 personas, separando con una coma o un espacio las direcciones de correo y una vez que los archivos hayan llegado a los destinatarios, recibiremos un mensaje confirmando que se han entregado con éxito.

Otra de las ventajas que ofrece frente a otros servicios es que los archivos se almacenan en sus servidores durante dos semanas, plazo tras el que se eliminan de forma automática. Esto lo tenemos que tener en cuenta cuando recibamos archivos por esta vía ya que, si no los descargamos en ese plazo, no podremos descargarlos.

Para acabar, cabe destacar que sus servidores emplean un sistema de encriptación especial a la hora de transferir los archivos y mientras los archivos están en esos servidores, únicamente se puede acceder a ellos mediante los enlaces que se envían tanto a los destinatarios como al remitente.

Comisión TIC del ICAVA