Comisión TIC

Perlas Tecnológicas. Nº 10

12 abril 2019

Procesadores de texto Online

Atrás quedan los días en que, l@s pioner@s del ordenador en el despacho abrían worlperfect para contestar a una demanda, dejando de lado a su siempre fiel Olivetti (las más modernas electrónicas), y a las copias con papeles vegetal y carbón. En aquel tiempo, los programas de procesamiento de textos ocupaban una docena de disquetes y las pantallas la mitad de la mesa de despacho.

Con el paso de los años, la tecnología ha ido progresando y mejorando también en el ámbito de procesamiento de textos. Así, a día de hoy contamos con programas de pago como Microsoft Office Word, Pages de iWork; gratuitos como openoffice writer o libreoffice writer y finalmente aquellos que no necesitan instalación y se pueden utilizar desde cualquier dispositivo dado que funcionan en red, que es de los que vamos a hablar.

En primer lugar, está el Microsoft Word online, de Office 365. Todas las personas que tengan una cuenta de correo de Outlook, tienen a su disposición esta herramienta. Por ejemplo, todos los que tenemos cuenta de correo electrónico @icava, contamos con esta opción. Para acceder a Word, tendremos que acceder a nuestro correo electrónico y una vez ahí clicar en los cuadraditos que aparecen en la parte superior izquierda, justo al lado del símbolo del Consejo General de la Abogacía. Ahí saldrá un menú en el que tendremos la opción de acceder tanto a Word como a PowerPoint, Excel o OneDrive. El funcionamiento de estas aplicaciones es igual que en nuestra versión de ordenador, pero accesible de manera gratuita. Así, te permite acceder desde tu Tablet, móvil o desde un ordenador que no tenga instalado ningún procesador de textos pero que cuente con conexión a internet.

A su vez, te permite guardar directamente los documentos de texto (también en formato pdf) en Onedrive, que en el caso de las cuentas @icava, tiene 50Gb de almacenamiento. En el resto de cuentas de Outlook, el almacenamiento es de 5Gb.

En segundo lugar, está Google Docs, un procesador de texto disponible para todas aquellas personas que tengan una cuenta @gmail. En este caso, a la hora de guardar el archivo, éste se guardará en google drive y en formato propio, pero permite descargar una copia del archivo en formato Word,  pdf, odt o rtf entre otros. Las funcionalidades son similares a las de Word y el mayor inconveniente está en aprender dónde encontrar cada cosa (insertar imagen, gráfico, tipo de letra, sangría, etc.). Pese a esto, es otra opción que puede sacarte de un apuro en un momento dado y permite editar archivos de texto en cualquier sitio. En este caso, los archivos creados se guardarán en Google Drive, que en su versión gratuita, incluye un almacenamiento de 15 Gb.

En ambos casos, se nos permite la posibilidad de agregar colaboradores, por lo que un mismo documento podrá ser editado simultáneamente por varias personas, previamente autorizadas para ello y siempre que cuenten con acceso a Google Docs o a Office 365.

Existen más opciones para procesar textos online como StackEdit, Markable, WriteURL o Quabel, pero dado el trabajo que realizamos y los datos que contienen nuestros textos, estas dos son las mejores opciones teniendo en cuenta la protección de datos.

Comisión TIC del ICAVA